Endesa cultivará microalgas que se comerán el CO2 de la central térmica de Carboneras

La compañía eléctrica española, Endesa, ha anunciado que va a construir una planta de ensayos para cultivar microalgas que se alimentarán de CO2 procedente de la combustión de la central de Carboneras en Almería.

Esta planta de cultivo se basa en la alimentación y crecimiento de las microalgas gracias al CO2 que capturan. Esta planta de cultivo tendrá una extensión de mil metros cuadrados, capturará en torno a las 110 toneladas de CO2 al año y por cada hectárea de microalgas se podrá producir entre 150 y 300 kg de aceite biodiesel al día.

La biomasa resultante de la captura de CO2 por parte de las microalgas se podrá utilizar para obtener compuestos químicos, biocombustibles, fertilizantes o complementos nutricionales. Esta conversión en biodiesel, bioetanol, metano, hidrógeno, vitaminas e, incluso, antibióticos de las microalgas, las convierte en una biorefinería química.

Las microalgas son microorganismos que pueden absorber el CO2 de la atmosfera o tomarlo directamente de los gases de combustión de las centrales térmicas o industriales para transformarlo en lípidos, proteínas, carbohidratos, etc.

España es un país con un clima muy favorable para el cultivo de las microalgas y Endesa ha querido aprovechar esta cualidad para frenar las emisiones de CO2 de una de nuestras centrales térmicas. De ahí que esta planta de cultivo se vaya a instalar directamente en la central térmica de Carboneras y operará con gases reales del proceso de combustión.

La tecnología que se va a utilizar en esta planta de ensayos de Carboneras que quiere poner en marcha Endesa proviene del proyecto Cenit CO2 (Consorcios Estratégicos Nacionales en Investigación Técnica promovidos por el Ministerio de Ciencia) lanzado en 2006.

España vuelve a ser pionera en el uso de energías renovables con empresas como Endesa apostando por el desarrollo de proyectos únicos en Europa. Por ahí han de ir los avances científicos y tecnológicos en el futuro: frenar las emisiones de CO2 utilizando las emisiones inevitables para la generación de productos químicos o biocombustibles, que a su vez contribuirán a frenar el CO2 lanzado a la atmósfera.

Compártelo

Escribir comentario