Opel fabricará un coche “supereléctrico” en 2011

General Motors ha decidido que el fabricante de automóviles alemán, Opel, inicie en 2011 la producción de su coche eléctrico, el conocido como Ampera. Este modelo pertenecerá a la variante de coches conocida como “supereléctricos”. Pero, ¿qué son los coches supereléctricos?

Los coches supereléctricos son una evolución de los primeros coches eléctricos, se les conoce también como de autonomía extendida. Estos modelos poseen un generador que carga las baterías en marcha permitiendo recorridos interurbanos.

Hasta ahora, los coches eléctricos tenían una utilidad limitada, siendo idóneos únicamente para su uso por la ciudad. Los modelos supereléctricos quieren ir más allá y permitir recorridos más amplios aunque todavía no pueden tener un uso extendido en viajes, o un autobús o transporte por carretera. Para estos, la alternativa más eficaz es el hidrógeno.

Opel apuesta por los segundos ya que es un mercado más nuevo y con más posibilidades. A finales de 2010, Chevrolet sacará el primero en Estados Unidos, el Chevrolet Volt. El Opel Ampera llegará a Europa a finales de 2011.

El modelo supereléctrico de Opel llevará un pequeño motor de 1,4 de gasolina que recargará las baterías en marcha, permitiendo hacer más de 500 kilómetros sin repostar. Este avance será el que le dé a Opel la ventaja comparativa frente a otros fabricantes de coches eléctricos ya que el miedo por la falta de autonomía los estaba alejando del gran público.

El Opel Ampera podrá recorrer 60 kilómetros con sus baterías, los siguientes 40 Km. gastan 1,6 litros para recargarlas, lo que conlleva 40g/Km. de CO2 en los primeros 100 Km. Una vez agotadas, gastan 3,9 litros, unos 96g/Km. de CO2 cada 100 kilómetros circulando cargándolas en marcha.

Esta autonomía hará de estos dos modelos, el Volt de Chevrolet y el Ampera de Opel, dos alternativas reales a los coches tradiciones de diesel o gasolina. Además, sus creadores afirman que estos dos modelos se dejarán ver poco por las gasolineras ya que existen estudios que confirman que el 80% de los conductores de países desarrollados recorren menos de 50 Km. al día, lo que permitirá la carga en casa.

El Opel Almera ya ha realizado un primer recorrido desde Ruesselsheim (Alemania), donde se encuentra la sede de la empresa, hasta Ginebra, ciudad donde será exhibido para el Salón Internacional del Automóvil.

La fabricación de este tipo de coches eléctricos supone un paso más para romper la dependencia del petróleo en un plazo de 10 años.

En un futuro se pretende que el petróleo sea únicamente utilizado por aviones y aeronaves, si no se desarrolla una nueva alternativa. Ojala lo vean nuestros ojos.

Compártelo

Escribir comentario